Las tiendas de Londres (London shops)

LONDON EYE

LONDON EYE

El sábado nos levantamos más descansados y dispuestos a ampliar nuestro radio de acción por Londres. Nuestro hotel está en Southwark, en la orilla sur del Támesis. Nos dirigimos hacia Westminster y desde el Southbank se nos ofrece la curiosa perspectiva que veis a continuación: detrás del tren que entra en la estación de Waterloo, la gigantesca noria London Eye. Al fondo, enmarcado como si estuviera en una diana, el famoso Big Ben, nuestro primer objetivo.

LONDRES

LONDRES

Cruzamos el Támesis a la vez que luchamos con los elementos, pues el viento arrecia mientras comienza a llover. Desde la mitad del puente hago la siguiente foto del Parlamento, cuya silueta parece fantasmagórica bajo los tremendos nubarrones. Es sin duda la postal más típica de este impresionante edificio, en una ciudad cuyo principal tema de conversación es el tiempo. Desde el otro lado de la famosa torre del reloj se repite la primera imagen, pero a la inversa, con la noria al fondo.

 

Enfrente del Parlamento se sitúa otro importante monumento londinense: la Abadía de Westminster. En esta majestuosa iglesia han tenido lugar bodas reales y otros acontecimientos de la historia británica. Desde aquí nos dirigimos a Regent’s Park y cruzamos el jardín rodeados de turistas, ardillas, patos y pelícanos. En el extremo opuesto se alza imponente el Palacio de Buckingham, la residencia oficial de la Reina. Ante su fachada se amontonan los turistas para ver el tradicional cambio de guardia.

Desde aquí cruzamos el Green Park y nos adentramos en el selecto barrio de Mayfair, el más pijo de Londres. Paseamos por las tranquilas calles y nos quedamos estupefactos al ver las elegantes casas, con los coches más caros del mercado aparcados ante sus puertas. Nos paramos a contemplar los escaparates de las lujosas tiendas de las firmas más exclusivas y nos damos el capricho de tomar un café en una terraza, rodeados por lo más high de la capital británica.

Carnaby Street

Carnaby Street

Salimos de este barrio y cruzamos Carnaby Street, antaño la calle más bohemia con las tiendas más rompedoras, pero hoy tomada por las cadenas multinacionales que todos conocemos, sin gracia. Seguimos hasta Oxford Street, la calle comercial por excelencia de Londres, y entramos en Selfridges, sus almacenes más famosos. Este año celebran su centenario por todo lo alto, con un despliegue amarillo en el interior y un gran cartel sobre la puerta principal. Luego nos acercamos a otro de los grandes almacenes más famosos de Londres: Liberty, con su bella fachada de estilo Tudor.

Cansados de caminar por el centro, cogemos el metro hastaCamden Town, el paraíso de las compras. Por fin me encuentro en mi salsa, en este gigantesco mercadillo donde se puede encontrar de todo. Tiendas y puestos de todo tipo venden la ropa más variopinta a los más variados clientes. Me siento trasladado a otra época, porque aquí se respira aún el ambiente de los ochenta. Veo jóvenes vestidos con las pintas más estrafalarias, algo que esta vez aún no había visto y recordaba de mi visita anterior a Londres. Aquí fotografío a la pareja de jóvenes que pone punto final a esta segunda jornada londinense.

tower hill tube station

Tower Hill Tube Station

La llegada a esta estación de metro te permite conocer otras dos grandes obras arquitectónicas de la ciudad como son la Torre de Londres y el Tower Bridge.

Por el otro lado a esta estación se encuentra la City que es el barrio de negocios por excelencia, dónde todos van trajeados y con el maletín a toda prisa por la calle.

metro escaleras

Waterloo Tube Station

Siempre que escucho el nombre de esta estación me acuerdo de la famosa canción de ABBA que llevaba el mismo nombre.

La estación de Waterloo se encuentra en la parte sur del Támesis y es un punto fundamental para recorrer turisticamente esta parte de la ciudad.

Muy cerquita de Waterloo a pocos metros se encuentra una atracción fundamental de Londres cómo es el London Eye, la noria de la ciudad.

En esta misma orilla del Támesis se encuentra otro de los grandes bienes culturales de Londres cómo es la sala de exposiciones Tate Moder.

piccadilly-circus

Piccadilly Circus Tube Station

Nos encontramos en la plaza más famosa de todo Londres,la más pisada, la más fotografiada y el punto de reunión de turistas y locales es sin duda conocida en el mundo entero.

¿Porque es famosa esta plaza?
La popularidad de la plaza de Piccadilly Circus está en la multitud de anuncios de neón de enormes dimensiones qué cubren con su luz las fachadas de los edificios de Piccadilly Circus.
Un lugar interesante que tienes para ver cerca de esta estación es St James.

Si has aparecido en esta estación si quieres ver algo diferente puedes ir hacia el norte y llegarás a Chinatown.

oxford-street

Oxford Circus Tube Station

Entre las calles de Oxford Street y Regent Street se encuentra la famosa estación de metro de Oxford Circus.

Estas dos calles anteriormente nombradas son por antonomasia las calles ideales para ir de compras en la ciudad.

Desde la estación de Oxford Circus tendremos muy a mano los barrios de Soho y Mayfair, dos de las zonas más cosmopolitas y chic de Londres.

Otra opción interesante si te encuentras en esta estación es acercarte al famoso parque Hyde Park dando un paseo. Por otro lado si lo que buscas es algo más animado y divertido tienes cerca los Teatros del barrio Soho.

London Victoria Tube Station

Muchos usuarios la primera vez que llegan a Londres utilizar la estación de Victoria como punto de partida porque en sus cercanías hay muy buenas conexiones con otras líneas de metro y también con redes de autobuses y tren.

Aparte de estar bien ubicada y conectada, esta estación es importante también porque está cerca de algunos monumentos importantes de Londres como el Palacio de Buckingham al que podemos llegar dando un paseo, y andando un poco más el Big Ben a unos 20 minutos

Historia del metro

El origen de la red de metro de Londres data del siglo XIX cuando en plena expansión ferroviaria los empresarios de la época promovieron la creación de diversas estaciones ubicadas cada cierta distancia a lo largo y ancho de la ciudad.  Fue en 1830 cuando se construyó la primera linea, conocida con el nombre de New Road que aprovechaba la ruta del rio Fleet hasta su desembicadura con el Támesis.

Más tarde se planteó un proyecto de mayor envergadura,  llevando la línea hasta Paddington, siendo esta nueva estación la más lejana hasta el momento. A continuación fueron surgiendo el resto de estaciones de metro que hoy conocemos, entre ellas las más famosas como Bayswater, King’s CRoss, Euston y la City.

Como anécdota podemos contar que durante la segunda guerra mundial las estaciones del metro de Londres fueron usadas como refugios, en las que los habitantes de la ciudad se escondian cuando se aproximaban bombardeos sobre la ciudad.